Valle de los Hongos, Ranas y Monjes

Si hay algo que destaca en las Barrancas del Cobre y la ruta del Tren Chepe es la impresionante geografía y riqueza natural del lugar. Aquí te hablaremos de 3 valles ubicados en esta sierra los cuales destacan por sus curiosas y surrealistas formas capricho de la naturaleza.

Valle de los Hongos

Ubicado cerca de Creel, en la sierra Tarahumara, el Valle de los Hongos es un curioso valle el cual debe su nombre a las rocas que aquí se encuentran. Así es, son rocas de más de 20 millones las cuales bautizan a este valle.

La rocas con más de 20 millones de años de edad que aquí se encuentran destacan por su forma de hongos, con una gran bola en la parte superior y un tallo que sostiene a la gran roca redondeada. Esto hace que parezcan unos champiñones u hongos.

Este valle, ubicado muy cerca del Valle de los Monjes, es custodiado por la etnia o pueblo rarámuri también conocidos como los tarahumaras. Visitar este valle es una gran actividad pues además de conocer las rocas de forma curiosa, también puedes practicar diferentes actividades ecoturísticas como caminatas y avistamiento de fauna.

Valle de los Monjes

Al igual que el Valle de los Hongos, el Valle de los Monjes es un valle que alberga enormes rocas. Aquí, estas rocas en forma de columnas destacan por haber sido formadas gracias a la acción del tiempo, del agua y del viento las cuales las fueron labrando por millones de años.

El nombre de Valle de los Monjes proviene de las formas de estas decenas de columnas de roca las cuales se asemejan a monjes con capucha en un peregrinar. Se dice que fueron los Tarahumaras o Rarámuris los cuales bautizaron así a las rocas por su semejanza con los monjes evangelizadores que llegaron tras la conquista.

Dentro del Valle de los Monjes encontrarás diferentes actividades como el poder escalar algunas rocas o caminar por senderos que te acercarán a estos monjes de piedra. Así podrás verlos más de cerca, también podrás encontrar algunos miradores.

Valle de las ranas

Por último, nos topamos con el Valle de las Ranas, un valle el cual comparte muchísimas similitudes con el resto de valles. Esto debido a que el valle de las ranas también cuenta con grandes rocas las cuales, aquí, se asemejan a ranas.

Al igual que en otros valles, aquí las ranas nacieron a partir de rocas las cuales fueron labradas y erosionadas por millones de años. La forma de estas rocas es muy similar a las ranas lo que les brinda su nombre y las hace un atractivo para los visitantes.

Junto con el resto de valles ubicados a las puertas de las Barrancas del Cobre, este lugar posee gran importante para la cultura Tarahumara. De hecho, ellos son los encargados de custodiar esta zona y son los que ofrecen diferentes actividades ecoturísticas a los visitantes, así como la venta tanto de comida como de souvenir.